Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo


Deja un comentario

Pepinos de temporada

Pepinos de temporada

Pepinos de temporada

La huerta cada día nos depara una sorpresa y los pepinos están este año que se salen. Para el que no los haya visto nunca en la mata, decir que se trata de una hortaliza de enrame, por lo que a medida que va creciendo es conveniente entutorarla, ya que no le gusta el contacto directo con la humedad del suelo. De hecho es conveniente poner un cartón debajo de aquellos pepinos más bajos. De este modo evitamos que amarilleen y acaben incluso pudriéndose. Al ser una planta trepadora es ideal para el Cultivo Urbano en espacios reducidos como en una terraza, ya que si los guiamos, crecerán a lo alto y no te ocuparán mucho espacio.  Así que os animo a cultivarlos en casa y este verano preparar con ellos mucho gazpacho.

Anuncios


Deja un comentario

Popurrí de Judías de Temporada

Popurrí de Judías

Popurrí de Judías

Lo prometido es deuda y como os adelanté, no tardarían en estar listas todas las variedades de judías verdes. Ya hemos recolectado las primeras de enrame, las vistosas judías negras y las de mata baja. Todas tienen sus virtudes y lo más importante, como todas las hortalizas del “Piperrak Urbano” son totalmente ecológicas y obtenidas mediante la práctica del cultivo orgánico, sin  utilizar ningún tipo de añadido químico.


Deja un comentario

Mermelada de Nísperos

Mermelada de Nísperos

Mermelada de Nísperos 

Es tiempo de Nísperos, esa fruta que ya se cultivaba hace tres mil años en el Mar Caspio y que está presente en muchos jardines de nuestra ciudad. Personalmente, siempre me ha parecido una fruta exótica, que en ocasiones ha sido infravalorada. El níspero es un árbol frutal muy productivo y poco exigente. Aún siendo consciente de lo sabrosos que son sus frutos, es común que se nos echen a perder, que sean engullidos por los pájaros o tarde o temprano quemados por el sol. Pero, ¿sabías que puedes hacer con ellos mermelada? Quizás no es lo más común, ya que en las tiendas no la encuentras. Si te apetece probarla, hazla tú mismo:

 

Pelamos un kilo de Nísperos, mientras añadimos jugo de limón para que la pulpa no se oxide. Lo ponemos a calentar en una olla y cuando hierva, añadimos aproximadamente 500 gramos de azúcar. Digamos que la mitad del peso de los nísperos. Lo mantenemos al fuego entre 15 y 20 minutos y apartamos para dejarlos enfriar. Ya sólo te queda verter la mermelada en botes de vidrio que hayas esterilizado en agua hirviendo previamente. Si quieres conservarlos durante unos meses, tras cerrar bien los botes, puedes cocerlos durante otros 20 minutos al baño maría. Al sacarlos es aconsejable ponerlos a enfriar un rato boca abajo, para que se haga el vacío.

 


Deja un comentario

Una Mariquita en tu Huerto

DSCN1952[1] La Mariquita es un insecto de la familia de los coleópteros al que le pierden los pulgones y los ácaros. De ahí que su presencia en el huerto sea muy beneficiosa, siendo muy útil para el control de plagas

Tradicionalmente se ha asociado a la buena suerte y es que puedes darte con canto en los dientes, si una colonia de mariquitas se instala en tus bancal para alimentarse y reproducirse. Su apetito es voraz y se calcula que puede llegar a comer mil insectos en un verano y tener un millón de crías.  Así que no hay remedio mejor para combatir las plagas de pulgones, que afectan tanto al crecimiento de nuestras hortalizas.

También puedes fomentar y atraer a este “bichito” construyendo tu propio hotel de insectos, pero esa es otra historia…


Deja un comentario

Las primeras judías verdes de la temporada

Judías a la Vinagreta

Judías a la Vinagreta

Que alegría recolectar las primeras judías verdes de la temporada. Por el momento nos ha dado para una pequeña degustación,  pero en cuestión de semanas realizaremos una recolección más abundante.

 En Andalucía se les suele llamar “habichuelas“. Al menos así es como siempre lo he escuchado en casa.

Este año hemos plantado cuatro variedades de habichuelas y las más tempranas han sido las de mata baja. Estas destacan a mi parecer, por su fineza en el porte y delicado sabor. Las plantas aún se encuentran en pleno desarrollo, no obstante en vistas a que algunas habían pegado el estirón y puesto que estábamos deseando catarlas, hemos recogido una pequeña representación y preparado una receta muy especial.

Las hemos llamado “Judías Verdes a la Vinagreta Franco-Belga” y es que aprendí esta receta en Francia de manos de unos conocidos belgas. 

Su preparación es muy sencilla. Estos son los ingredientes principales y si quieres puedes perfeccionar la receta, añadiendo algún otro de tu propia cosecha. Nosotros ya lo hemos hecho:

Judías verdes, un diente de ajo, cebollino fresco, mostaza. vinagre de vino, miel,  aceite de nuez,  sal y pimienta.   

Quiero hacer especial mención al aceite de nuez. Este le da el toque especial, sin embargo quizás sea complicado encontrarlo en nuestro país. Como os podéis imaginar es muy común en Francia y concretamente  en la región del Périgord. De todas maneras si no quieres complicarte la vida también puedes utilizar aceite de oliva. 

Vamos a proceder a su preparación. En primer lugar tienes que cocer la judías durante diez minutos escasos, añadiendo un poco de sal. Apartamos y las dejamos enfriar mientras preparamos la vinagreta, ya que se trata de una ensalada templada. 

Para la preparación de la vinagreta, vertemos en un recipiente un para de cucharadas de mostaza, un chorrito de aceite de nuez, una cucharadita de vinagre y un poquito de miel. A continuación remueve hasta conseguir una mezcla homogénea. Llegados a este punto, llega el momento de probar. Puedes variar los ingredientes citados a tu gusto, dependiendo si prefieres que prevalezca un toque más dulce o ácido. A mi personalmente me gusta que esté equilibrada y no demasiado dulce, por lo que prefiero pasarme con el vinagre y la mostaza, antes que con la miel. Por último le añadimos un poco de pimienta molida al gusto, el cebollino fresco picado y volvemos a remover la mezcla. 

Para emplatar, vertimos las judías sobre un recipiente plano y añadimos por encima con una cucharita la vinagreta. ¡Así de simple!

E voilà, bom apetit. Smakelijk

Habichuelas de Mata Baja

Habichuelas de Mata Baja