Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo

Construye tu propio Jardín Vertical

Deja un comentario

Por fin hemos colgado nuestro Jardín Vertical. Para su construcción hemos empleado como no, un palet reciclado de la basura tal cual y manta de riego para mantener la humedad. Esta tela se puede comprar al metro en tiendas grow-shop. Es específica para esta función, ya que tiene una cara absorbente y otra aislante con una fina capa plastificada. Una tela parecida se puede encontrar en algunas tiendas de pinturas, ya que al parecer, se suele utilizar para cubrir superficies y evitar salpicones indeseados.

En primer lugar hemos lijado y tratado la madera con tapaporo y barniz, para protegerla de la lluvia y el riego.

DSCN1636

A continuación tienes que forrar el interior con la manta de riego, de este modo no solo proteges el tablero posterior, sino que aportas humedad a las plantas tras regarlas, ya que esta tiene efecto absorbente de líquidos.

El siguiente paso es instalarle conductos de riego, porque el agua tiene que distribuirse en su interior de la manera lo más uniforme posible, así el agua llegará a todas las plantas. En nuestro caso hemos reciclado unas tuberías de riego por goteo que teníamos en casa. Le hemos taladrado unos agujeritos con un punzón de rosca, donde nos interesaba que fluyera el agua. Hemos instalado tres tuberías, pero el circuito puede complicarse según creas oportuno. Ahora lo ideal es conectar en la parte superior las tres bocas de los tubos, con una manguera conectada a la red. Esta instalación te facilitará en gran medida el riego. Nosotros estamos aún en esta fase para terminar el sistema de riego por goteo. Si ya quieres perfeccionarlo del todo y darle al jardín un enfoque más sostenible, puedes instalar un canalón en la parte inferior. De este modo, reutilizas el agua, para regar otras plantas aprovechando el exceso de riego.

DSCN1654

Ha llegado el momento de rellenar la estructura con tierra, para ello colocamos el palet de manera horizontal y vamos poco a poco rellenando el interior. La mezcla de tierra recomendable en estos casos, es una combinación de perlita, fibra de coco y humus de lombriz.

Finalmente trasplantamos en el sustrato las plantas que hemos elegido. Puedes elegir entre decorativas y aromáticas. Eso sí, intenta seleccionar aquellas que por su crecimiento se adaptan al cultivo en vertical. Son recomendables aquellas que cubran bien superficies o colgantes. Sin embargo las muy troncosas tienden a crecer a su aire y a con tendencia a salir de la estructura. Nosotros tenemos que hacer todavía algunos ajustes al respecto.

DSCN1701

Ya tienes tu jardín vertical, ahora te recomendaría que lo dejaras en horizontal unas semanas, regándolo regularmente. Puedes tocar el sustrato y la manta de riego y apreciarás si está húmedo o no.  Cuando las plantas hayan agarrado y comiences apreciar crecimiento, tu Jardín Vertical estará listo para ser colgado en la pared. Puedes utilizar cáncamos y unas escuadras para que apoye en la parte inferior, así evitaremos sobrecarga en los enganches superiores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s