Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo

Tomates Secos

Deja un comentario

DSCN2407[1] Secar tomates al sol es un método muy eficaz, para el aprovechamiento de los excedentes de tomates, que goza de gran popularidad en Italia.

El proceso de secado, es una técnica mediante la cual los tomates pierden su humedad e intensifican su sabor, por lo que resultan muy  sabrosos a la hora de aderezar ensaladas y pastas.

Aunque también se pueden deshidratar en un horno, en mi opinión la mejor manera es hacerlo a pleno sol, sobre todo teniendo en cuenta el caluroso verano que tenemos en el Bajo Guadalquivir. La técnica es muy sencilla.

Lo primero que hay que procurar ,es una rejilla que nos permita apoyar los tomates para su secado. De este modo estos estarán bien ventilados durante su exposición solar. Puedes montar la estructura sosteniéndola en borriquetes. Así que una vez instala, ya puedes cortar unos tomates maduros por la mitad y colocarlos sin que se toquen entre ellos. Así también se garantiza la ventilación. No es necesario cortarlos en trozos muy pequeños, porque suelen encoger bastante durante el proceso y así el bocado será más suculento y carnoso.

En este momento es aconsejable rociarlos con sal gorda, para que absorba líquidos que favorecen la aparición de hongos y ahuyente a los insectos. Además la sal los irá aderezando y no le vendrá nada mal.

DSCN2410[1]

Ya estarían listos para ser colocados en un lugar donde les de el sol directo durante el mayor tiempo posible. Es muy importante que por las noches los cubras, para evitar que los moje el relente. De lo contrario es muy probable que les aparezcan hongos que comiencen el proceso de putrefacción. Si vez que esto ocurre y observas como empiezan a aparecer pintitas color verde oscuro, puedes intentar combatir los hongos, añadiendo sobre estos un poco de sal. De todos modos algunos de ellos  puede que acaben estropeándose. El proceso es muy simple, pero los tomates son muy sensibles a los cambios climáticos y sobre todo a las variaciones de humedad en el ambiente. Por este motivo la mejor época del año para secado es durante el caluroso y seco mes de agosto.

RSCN2404[1]

Poco a poco observaras como se van arrugando y encogiendo. El secado puede durar en función del  grado de deshidratación que busques. Nosotros los solemos dejar aproximadamente durante una semana a pleno sol, ya que nos gusta que guarden cierta jugosidad.

No es necesario que los gires, porque se ventilan a través de la rejilla. Soló los retirarás cuando estén listos. 

Una vez recogidos, puedes conservarlos tal cual en la nevera para su uso inmediato o envasarlos en recipientes de vidrio en aceite de oliva. En breve publicaremos un nuevo post, donde explicaremos este segundo método.

DSCN2471[1]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s