Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo

Un repaso a la huerta

Deja un comentario

SAM_1210

Estos meses son los de mayor actividad en la huerta, una vez trasplantados los plantones de hortalizas a tierra, comienzan una serie de labores de mantenimiento de las que dependerá en gran medida el éxito de la temporada.

Comenzamos instalando el sistema de riego que nos libere tiempo con la llegada del calor. Aquí en el Bajo Guadalquivir, su planificación es de gran importancia, ya que a partir de primavera y sobre todo en verano el sol pica bastante y no es que la zona se caracterice por la abundancia de agua, así que utilizarla de manera racional es muy importante.

En nuestro caso hemos apostado por un sistema de riego con microtubo y temporizador. Lo preferimos al goteo, porque contamos un agua con un alto contenido en cal y es muy frecuente que los goteros acaben atascándose.

SAM_1219

El acolchado de paja es también una buena técnica para espaciar los riegos, ya que mantiene durante más tiempo húmedos los bancales, además de protegerlos de la erosión y favorecer la biodiversidad, ya que al fin y al cabo no deja de ser materia orgánica en descomposición que aporta nutrientes al suelo. También nos ayuda con el control de hiervas.

Es recomendable aplicarlo cubriendo el sistema de riego, ya que protege los goteros del sol y estos permanecen más tiempo húmedos, por lo que evitamos que la cal cristalice al secarse y los atasque.

SAM_1200

Una vez que hemos acolchado, llega el momento de entutorar aquellas plantas de mata alta o trepadoras como es el caso de tomateras, judías y pepinos. La mejor manera de hacerlo es utilizando cañas y algunas cuerdas de esparto. De este modo crearemos un soporte que ordenará el bancal y propiciará que las plantas puedan crecer con suficiente espacio y luz.

SAM_1232

En agricultura ecológica lo mejor es prevenir y anteponerse a posibles problemas, así que una vez instalados los tutores, es muy recomendable tratar las matas con algún extracto de cola de caballo o purín de ortiga, que las proteja de ciertos hongos y bacterias que proliferan a causa de la humedad y altas temperaturas.

También podemos proceder al despunte de las tomateras, pimenteras y berenjenas, cortando ramas bajas y algunos  brotes centrales y laterales de la planta, una vez que estas tengan flores. De este modo el fruto saldrá más fuerte y de mayor calibre.

SAM_1215

SAM_1213

Los primeros calabacines y judías verdes han hecho acto de presencia, así que ojo con los pulgones que en esta época del año pueden hacer estragos. El indicador más claro de la existencia de estos, es el trasiego de hormigas por las plantas, ya que acuden a extraer de estos para alimentarse una sustancia conocida como ligamaza, producida por los pulgones tras absorber la salvia de las hojas. Entre estas dos especies de insectos existe un mutualismo del que ambas se benefician, ya que a cambio los pulgones obtienen protección por parte de las hormigas, ante otros insectos predadores como las mariquitas.

Otro síntoma de pulgones en la huerta, es cuando algunas hojas comienzan a arrugarse y deformarse progresivamente. Si esto ocurre, mira en el revés de la hoja y comprobarás como está invadida de pulgones. Ante estos casos, mi recomendación es pulverizar la mata con extracto de ajo y guindilla, realizando aplicaciones durante tres días seguidos. Los pulgones al ingerir el ajo sufren una indigestión y en consecuencia dejan de comer y mueren. Una ves que estos desaparezcan, también lo harán las hormigas. 

Para preparar el extracto, tenemos que macerar durante unos cinco días aproximadamente unas dos cabezas de ajo peladas y unas cinco guindillas en dos litros de agua. Una vez que la solución está lista la filtramos y la vertemos en un pulverizador. Es recomendable realizar el tratamiento a última hora de la tarde, ya que pierde parte de sus propiedades con la exposición directa al sol.

SAM_1199

Continuamos el repaso por la huerta y comprobamos como van madurando los nísperos a medida que avanza la primavera.

También es tiempo de comenzar a recoger las patatas, que este año hemos conseguido salvar del temido mildiu y otros hongos.

Es recomendable orear las papas sobre la tierra durante unas horas, de este modo se ventilarán y estará secas para poder ser almacenadas adecuadamente.  

SAM_1223

SAM_1228

Para almacenarlas lo mejor es guardarlas en el interior, bien ventiladas y en un lugar fresco y oscuro.

SAM_1241

Los pimientos y las berenjenas también están floreciendo y ya asoman algunos frutos.

Ya de recogida, nos asomamos al tronco hueco del olivo, donde ha nacido la última camada de gatitos. No me digáis que no son para comérselos.

SAM_1244

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s