Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo

Ahora también podéis encontrarnos en Tramallol.

Deja un comentario

20141205_125021

 

Estamos de estreno con nuestro nuevo espacio en Tramallol, calle Pasaje Mallol 22 en Sevilla, donde a partir de ahora encontraréis toda nuestra parafernalia para el cultivo urbano, productos de nuestra huerta y muchas otras sorpresas que os tenemos preparadas.

 

20141210_133809

 

Podéis visitarnos lunes y miércoles de 10 a 15 horas y viernes de 10 a 17 horas.  Si quieres concretar una cita o recibir más información, llama al 678997046 o contacta vía elpiperrakurbano@gmail.com.

 

20141205_125038

Jardineras colgantes con Edcup

Deja un comentario

SAM_1046

El otro día conocimos a una señora en Las Comadres, que estaba interesada en nuestras jardineras colgantes. Quería una pequeñita de un bolsillo para poner en la terraza, pero no sabía muy bien como colgarla. Así que le hemos buscado esta solución para que se la lleve puesta con una stevia, fácil de transportar, colgar y la puedes cambiar de lugar cuando te parezca.

SAM_1048

Pon un bancal elevado en tu huerta

Deja un comentario

SAM_0448

Las ventajas de utilizar un bancal elevado en la huerta son muchas. Por un lado reciclas y reutilizas material desechado a bajo coste, ya que en la mayoría de los casos se trata de objetos que no utilizas, o que has encontrado en la basura.  Por otro lado, aprovechas mejor el espacio y lo haces más accesible. Cuanto más elevado sea éste, más fácil trabajarás y llegarás a las hortalizas que decidas plantar. Además, hay algunas plantas que se adaptan a la perfección a estas estructuras, como las zanahorias, remolachas y rabanitos, ya que prefieren tierras ligeras y poco apelmazadas. También puedes plantar lechugas, cebollas y cualquier hortaliza de hoja verde, como acelgas y espinacas.

Existen dos tipos básicos de bancal elevado: el integrado en tierra y el sobreelevado, que facilita el drenaje. Si la estructura es profunda, no es necesario que llenes todo el volumen con sustrato, puedes utilizar una tierra común para rellenar el fondo y cubrir la parte más superficial con tierra o sustrato de mejor calidad, y el abono orgánico que más te guste. Ya sabes que en la Huerta El Piperrak siempre nos decantamos por el humus de lombriz y el estiércol de caballo. Eso si, procura que la tierra del fondo no sea muy pesada o arcillosa. Es muy recomendable, en el caso de los sobreelevados, cubrir la base interior y en ocasiones los laterales, con algún tipo de tela que facilite el drenaje y mantenga la humedad. Hoy en día existe material textil al respecto a muy bajo coste.

SAM_0432

El bancal elevado también resulta muy útil cuando se trata de reproducir y sacar plantones de semillas. Las cebollas, por ejemplo, van de maravilla. Es muy recomendable para aquellas hortalizas que se pueden plantar directamente en tierra. Inténtalo y verás como los plantones crecen más vigorosos y saludables.

Tras realizar un progresivo aclarado de los brotes más saludables, estos estarán listos para ser trasplantados donde elijas y el trauma pos-trasplante será menor.

Esta técnica no soló resulta útil y eficaz si plantas en tierra, también se obtienen buenos resultados si practicas el cultivo urbano, ya que puedes adaptar el tamaño al espacio que tengas en en casa. En estos casos la modalidad más recomendable es el tipo sobreelevado, para evitar posibles excesos de humedad y de condensación. 


Deja un comentario

Maceto Pasifloro con Palets

DSCN1709Este es nuestro macetero hecho con palets reciclados. La idea es muy simple, ya que sólo tienes que desmontar las tablas que vayas a necesitar, medir, tratarlas y ensamblarlas con la ayuda de escuadras. Eso sí, no olvides hacerle un desagüe. Le hemos puesto este nombre, porque alberga una planta de pasiflora, que nos regalaron en Asturias y a la que le tenemos mucho cariño. La pobrecilla se pegó un buen viaje en la furgoneta hasta que llegamos a casa.

También resulta un recipiente muy útil para cultivar hortalizas en una terraza o un patio de ciudad, como por ejemplo tomateras o lechugas, por qué no.


Deja un comentario

Construye tu propio Jardín Vertical

Por fin hemos colgado nuestro Jardín Vertical. Para su construcción hemos empleado como no, un palet reciclado de la basura tal cual y manta de riego para mantener la humedad. Esta tela se puede comprar al metro en tiendas grow-shop. Es específica para esta función, ya que tiene una cara absorbente y otra aislante con una fina capa plastificada. Una tela parecida se puede encontrar en algunas tiendas de pinturas, ya que al parecer, se suele utilizar para cubrir superficies y evitar salpicones indeseados.

En primer lugar hemos lijado y tratado la madera con tapaporo y barniz, para protegerla de la lluvia y el riego.

DSCN1636

A continuación tienes que forrar el interior con la manta de riego, de este modo no solo proteges el tablero posterior, sino que aportas humedad a las plantas tras regarlas, ya que esta tiene efecto absorbente de líquidos.

El siguiente paso es instalarle conductos de riego, porque el agua tiene que distribuirse en su interior de la manera lo más uniforme posible, así el agua llegará a todas las plantas. En nuestro caso hemos reciclado unas tuberías de riego por goteo que teníamos en casa. Le hemos taladrado unos agujeritos con un punzón de rosca, donde nos interesaba que fluyera el agua. Hemos instalado tres tuberías, pero el circuito puede complicarse según creas oportuno. Ahora lo ideal es conectar en la parte superior las tres bocas de los tubos, con una manguera conectada a la red. Esta instalación te facilitará en gran medida el riego. Nosotros estamos aún en esta fase para terminar el sistema de riego por goteo. Si ya quieres perfeccionarlo del todo y darle al jardín un enfoque más sostenible, puedes instalar un canalón en la parte inferior. De este modo, reutilizas el agua, para regar otras plantas aprovechando el exceso de riego.

DSCN1654

Ha llegado el momento de rellenar la estructura con tierra, para ello colocamos el palet de manera horizontal y vamos poco a poco rellenando el interior. La mezcla de tierra recomendable en estos casos, es una combinación de perlita, fibra de coco y humus de lombriz.

Finalmente trasplantamos en el sustrato las plantas que hemos elegido. Puedes elegir entre decorativas y aromáticas. Eso sí, intenta seleccionar aquellas que por su crecimiento se adaptan al cultivo en vertical. Son recomendables aquellas que cubran bien superficies o colgantes. Sin embargo las muy troncosas tienden a crecer a su aire y a con tendencia a salir de la estructura. Nosotros tenemos que hacer todavía algunos ajustes al respecto.

DSCN1701

Ya tienes tu jardín vertical, ahora te recomendaría que lo dejaras en horizontal unas semanas, regándolo regularmente. Puedes tocar el sustrato y la manta de riego y apreciarás si está húmedo o no.  Cuando las plantas hayan agarrado y comiences apreciar crecimiento, tu Jardín Vertical estará listo para ser colgado en la pared. Puedes utilizar cáncamos y unas escuadras para que apoye en la parte inferior, así evitaremos sobrecarga en los enganches superiores.


Deja un comentario

Deco Palets

DSCN1847[1]Limitado para perfeccionistas, apasionante para creativ@s sin complejos, y sin experiencia…son muebles reciclados con palets. Por utilidad o impulso por personalizar el espacio donde habitas, se pueden transformar unas pocas tablas en mobiliario de jardín, o porqué no, de interior. Dejando volar la imaginación, eso sí, con una cinta métrica en mano, y lápiz y papel, lija, tapa-poros, barniz, y material de ensamblaje…así irá adquiriendo una tercera dimensión esa imagen inicial. Importante: disfrutar el proceso. Hándicap: olvida medir milímetros, no evitará la imprecisión


Deja un comentario

Mesa de Cultivo

DSCN1668DSCN1675Puedes fabricar tu propia mesa de cultivo reciclando algunos palets que tengas o encuentres en la basura. La utilización de estos en la construcción de mobiliario de jardín es una práctica bastante extendida en la actualidad. De hecho, ultimamente no resulta tan evidente encontrarlos en la basura, ya que existen algunas empresas ubicadas en poligonos industriales que los compran y venden. El precio medio de un palet ronda los cuatro euros. De todas maneras si se insiste y andas un poco atento, puedes ir recogiendo los que consideres para construir tu mesa de cultivo personalizada. Los lugares más idoneos para buscarlos son los polígonos industriales, contenedores de basura y cubas de obras que se estén realizando en tu entorno más cercano.

Para la creación de esta en concreto, se han empleado aproximadamente dos palets de tamaño medio. Es sorprendente la gran variedad de tipos de palets que existen con solo profundizar un poco en el asunto. La nuestra tiene unas medidas de 95 (alto )X 84(ancho) X 113 (largo) cm . El tamaño lo eliges tú o te lo marcan los palets que tengas. Para construir la mesa también son necesarios  algunos accesorios como cuatr0 ruedas, de las cuales al menos dos deberían contar con freno para evitar posibles desplazamientos involuntarios. También es importante adquirir un un trozo de tela de cultivo, que absorva el agua en la base y proporcione humedad a las plantas o semilleros.

El diseño y accesorios personalizados que incopores, dotaran a tu mesa de diferentes prestaciones. Esta puede ser diseñada para el soporte y exposición de semilleros de tipo alveolados. Este es el diseño que hemos dado a nuestra mesa, pero dándole mayor profundidad podras cultivar en su interior tus propias hortalizas añadiendo un poco de sustrato. También puedes incorporar módulos que aplien el espacio cultivable, como por ejemplo anclajes metálicos para maceteros, cajas de madera o apliques y habitáculos para tus herramientas y utensilios.  buena idea es instalar un mini invernadero a medida, que cubra la mesa en época de heladas. Como toque definitivo sería de gran utilidad instalarle un mini sistema de riego que nos haga la vida más fácil.

Este tipo de mesas resultan muy prácticas y baratas para producir y cultivar tus propias hortalizas frescas en la ciudad. La flexibilidad de sus dimensiones encajan en balcones y patios de pequeñas dimensiones, solo es cuestión de un poco de ingenio y dedicación. Los resultados merecen la pena.