Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo


Deja un comentario

Así fue el taller de conservas artesanas.

img_20161001_111122

Os dejamos algunas imágenes del taller de conservas artesanas, que impartimos este sábado en Tramallol. 

Muchas gracias a todos los asistentes por vuestro interés y participación.

Seguimos!

img_20161001_121752

img_20161001_121954

img_20161001_130806

 

Anuncios

Elaborados con tomate.

Deja un comentario

SAM_1402

Este año ante la superproducción de tomate rosa en la huerta El Piperrak, hemos recurrido a las recetas de productos elaborados, que ayudan a conservar el tomate manteniendo todas sus propiedades. 

Conserva de tomate al natural, mermelada y tomate deshidratado en aceite de oliva con flor de albahaca.

SAM_1362

La materia prima ¡Casi ná! 

Lo recomendable es utilizar los excedentes de la huerta, aquellos tomates más dañados y afectados por insectos. Hay que dejarlos unos días a temperatura ambiente en un lugar sombreados, para que estén bien maduros. Pues sí, la picadura mola y los gusanos no son tontos, también disfrutan del producto ecológico.

SAM_1376

Para conservar el tomate hemos utilizado tres métodos, aplicación de calor o el conocido como baño maría, conservación en azúcar y secado al sol.

Sólo te hacen falta unos botes de cristal esterilizados y tu toque personal. Verás que bien te van a venir dentro de unos meses.

DSCN2398[1]

Deshidratando calabacines

Deja un comentario

SAM_1302

 

Este años hemos tenido superproducción de calabacines, así que cuando ya no sabíamos que hacer con ellos, decidimos que lo mejor era deshidratarlos al sol. Sin duda es la mejor manera de conservar largo tiempo los calabacines, ya que no es recomendable congelarlos y tampoco nos convence meterlos en conserva. De este modo los podemos guardar unos 6 meses y mantienen todas sus propiedades. 

El método es muy sencillo, puedes utilizar cualquier estructura elevada donde puedas instalar una rejilla, para permitir que estos se ventilen durante el proceso de secado. En nuestro caso hemos usado un tenedero de la ropa, simplemente hay que cortarlos en rodajas gruesas de aproximadamente un centímetro y colocarlos de manera que no se toquen entre sí. Si observas que un vez cortados tienen muchas pepitas, puedes retirar el centro con un corte circular. De todas maneras nosotros preferimos secarlos enteros y con piel, ya que al cortarlos encojen y considero que perdemos parte de la pulpa.

Así permanecerán entre 3 o 4 días, hasta que estén listos para retirar y conservar. En este caso, al contrario que los tomates deshidratados, no es necesario añadir sal, ya que los calabacines contienen mucha menos agua y no atraen tantos insectos.

Una vez retirados hay que conservarlos en un bote de cristal o plástico, aunque si quieres aumentar más su tiempo de conservación, lo mejor es envasarlos al vacío.

Para volver a consumirlos sólo tienes que volver a hidratarlos en agua durante aproximadamente una hora.

Este es el resultado, calabacines deshidratados para el invierno y de la forma más barata y sostenible que existe.

SAM_1316

Recetas de Invierno en la Huerta El Piperrak

Deja un comentario

SAM_0793

Os queremos proponer una receta de acompañamiento magnífica como primer plato, o de acompañamiento refrescante a esos guisos típicos invernales:

opción 1 

Rabanillos, Cebolla fresca y Culantro (Cilantro), sal, chorreito de limón y aceite de oliva.

opción 2 

Rabanillos, Remolacha, Cebolla, Culantro (Cilantro) y Naranja, sal, vinagre y aceite de oliva. 

Una mezcla de materias primas ideales para combatir afecciones respiratorias, además de sus usos diuréticos y digestivos, muy usados desde tiempos remotos por los cuates mejicanos.


Deja un comentario

Secando Ñoras en la Huerta El Piperrak

DSCN2536[1]Las ñoras como todas las especies de pimientos son originarias del continente americano. Es muy probable que sus semillas se distribuyeran en un primer momento a través del Monasterio de Yuste y que desde este los monjes jerónimos difundieran las semillas del pimiento al Monasterio de La Ñora en Murcia. De ahí que esta especie sea tan popular en la zona de Levante.

Este pimiento de sabor dulce es también conocido comúnmente como “bola” y es muy apreciado en la gastronomía tradicional levantina.

Una vez que la ñora ha madurado en la mata y ha pasado del verde al color rojo intenso, esta estaría lista para ser recolectada. Normalmente se suelen colgar en ristras para que se sequen al sol. A medida que avanza el proceso de secado irán oscureciendo.

Son muy utilizadas para la elaboración de pimentón. Resultan muy ricas como base de sofritos y en la preparación de arroces. También constituyen uno de los ingredientes principales de la famosa salsa de calçots.

Una vez que este secas puedes volver a hidratarlas. Para ello simplemente tienes que remojarlas unos minutos en agua caliente, abrirlas en canal y extraerle la carne reblandecida raspándoles con un cuchillo en su cara interior. De este modo obtendrás una especie de tapanada, que podrás utilizar para cocinar.

En la Huerta el Piperrak estamos justamente recolectando las ñoras y haciendo ristras de secado. Si estás interesado en adquirir alguna ristra, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. También tenemos otras especies de pimientos y guindillas picantes, que sometemos al mismo proceso.


Deja un comentario

Pizza Hortelana

DSCN2552[1]

Ahí va la receta de una de nuestras pizzas hortelanas, a base de productos orgánicos de temporada de la Huerta El PiperraK:

– Harina para base de pizza

– Concentrado a base de tomates secos

– Cebolla

– Calabacín

–  Pimiento verde

– Guindilla picante roja

– Albahaca

– Mozzarella 

– Taquitos de bacon

PD: Bueno se entiende que el bacon y el queso no proceden de la huerta. Todavía no hemos llegado a ese punto, aunque ya nos gustaría.


Deja un comentario

Tomates Secos

DSCN2407[1] Secar tomates al sol es un método muy eficaz, para el aprovechamiento de los excedentes de tomates, que goza de gran popularidad en Italia.

El proceso de secado, es una técnica mediante la cual los tomates pierden su humedad e intensifican su sabor, por lo que resultan muy  sabrosos a la hora de aderezar ensaladas y pastas.

Aunque también se pueden deshidratar en un horno, en mi opinión la mejor manera es hacerlo a pleno sol, sobre todo teniendo en cuenta el caluroso verano que tenemos en el Bajo Guadalquivir. La técnica es muy sencilla.

Lo primero que hay que procurar ,es una rejilla que nos permita apoyar los tomates para su secado. De este modo estos estarán bien ventilados durante su exposición solar. Puedes montar la estructura sosteniéndola en borriquetes. Así que una vez instala, ya puedes cortar unos tomates maduros por la mitad y colocarlos sin que se toquen entre ellos. Así también se garantiza la ventilación. No es necesario cortarlos en trozos muy pequeños, porque suelen encoger bastante durante el proceso y así el bocado será más suculento y carnoso.

En este momento es aconsejable rociarlos con sal gorda, para que absorba líquidos que favorecen la aparición de hongos y ahuyente a los insectos. Además la sal los irá aderezando y no le vendrá nada mal.

DSCN2410[1]

Ya estarían listos para ser colocados en un lugar donde les de el sol directo durante el mayor tiempo posible. Es muy importante que por las noches los cubras, para evitar que los moje el relente. De lo contrario es muy probable que les aparezcan hongos que comiencen el proceso de putrefacción. Si vez que esto ocurre y observas como empiezan a aparecer pintitas color verde oscuro, puedes intentar combatir los hongos, añadiendo sobre estos un poco de sal. De todos modos algunos de ellos  puede que acaben estropeándose. El proceso es muy simple, pero los tomates son muy sensibles a los cambios climáticos y sobre todo a las variaciones de humedad en el ambiente. Por este motivo la mejor época del año para secado es durante el caluroso y seco mes de agosto.

RSCN2404[1]

Poco a poco observaras como se van arrugando y encogiendo. El secado puede durar en función del  grado de deshidratación que busques. Nosotros los solemos dejar aproximadamente durante una semana a pleno sol, ya que nos gusta que guarden cierta jugosidad.

No es necesario que los gires, porque se ventilan a través de la rejilla. Soló los retirarás cuando estén listos. 

Una vez recogidos, puedes conservarlos tal cual en la nevera para su uso inmediato o envasarlos en recipientes de vidrio en aceite de oliva. En breve publicaremos un nuevo post, donde explicaremos este segundo método.

DSCN2471[1]