Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo


Deja un comentario

Caléndula en la huerta.

sam_3288

Este año la huerta aún nos tenía una sorpresa reservada. Estamos muy felices con las plantas de Caléndula Arvensis que han aparecido en algunos bancales. No recuerdo haberla visto antes por estos lares, o al menos nunca le había prestado atención. Es lo que tiene permitir que las hierbas adventicias te invadan la huerta, que siempre se sigue aprendiendo y descubriendo malas hierbas, que normalmente siempre están ahí y que no vemos.

Esta variedad silvestre de caléndula, es la más utilizada en cosmética y con fines medicinales, ya que sus flores y hojas contienen más propiedades que las variedades cultivadas.

Su virtud principal en uso interno es como emenagoga. Se usa en infusión hecha con la planta entera, un puñadito por taza de agua, de una a tres veces al día durante la semana anterior a la fecha prevista de la siguiente menstruación: es reguladora y disminuye la cantidad y el dolor.

En uso externo el aceite elaborado con las flores frescas a razón de 1000 gramos por litro de aceite,  dejado en maceración una quincena al sol y filtrado, es un excelente remedio para la regeneración epitelial y la cicatrización de heridas.

Es muy popular el ungüento de caléndula, con las mismas aplicaciones, hecho con una combinación de cera pura de abejas (6 g.), aceite de oliva virgen (75 g.) y 2 o 3 cucharadas de extracto de flores de caléndula frescas. 

Ahora que las tenemos localizadas, dejaremos que concluyan su ciclo y depositen semillas para otros años. A ver si mimándolas conseguimos que se queden!

sam_3294

Anuncios


2 comentarios

Un repaso a la huerta!

Con tanto lío, hacía ya tiempo que no os mostramos imágenes a pie de huerta. Hoy hemos decidido pasar el día de reyes en la huerta Piperrak, dándole un repaso a los bancales, invernadero y algunas plantas silvestres.

Qué lo disfrutéis!

Abono verde

 

SAM_2741

Diente de león

 

SAM_2756

Diente de león

 

SAM_2736

Ortigal

 

SAM_2747

Trébol

 

SAM_2748

Capuchina

 

SAM_2750

Bancal elevado con asociación de lombarda, acelga, ruibarbo, lechuga, escarola, rúcula y eneldo.

 

SAM_2771

Invernadero y criadero

 

SAM_2774

Aromáticas y medicinales

 

SAM_2776

Lechuga Batavia y Romana

 

SAM_2780

Lechuga Romana

 

SAM_2784

Rúcula

 

SAM_2789

Bancal asociado de acelgas, cebolla y alcachofa.

 

SAM_2793

Brócoli Morado

 

SAM_2794

Remolachas, ajos y rúcula.

 

SAM_2796

Brócoli morado en flor.

 

SAM_2717

 

 

 

 

 

 


Deja un comentario

Preparando el alimento de nuestras hortalizas.

En la Huerta Piperrak, ya estamos a pleno rendimiento trabajando los bancales, donde plantaremos los primeros tomates de la temporada.

Hemos aprovechado para sacar humus de la compostera y lo hemos amontonado, para que se airee un poco antes de utilizarlo.  Textura, color y humedad perfecta tras unos seis meses de compostaje, a base de desechos de la huerta y la cocina. Seguro que nuestros plantones lo agradecerán tras el trasplante.

SAM_2205

Mientras lo vamos utilizando, lo hemos cubierto con un acolchado de paja semi-compostada, para conservar la humedad y evitar el germinado de semillas, así también continuamos aportando nutrientes a la mezcla con la descomposición del acolchado.

SAM_2210

También hemos segado el bancal, que habíamos reservado para abono verde. Un poco de pena si que ha dado, porque parecía un jardín silvestre.

SAM_2197

SAM_2213

¡Ya tenemos el alimento para las tomateras! Humus de lombriz, estiércol curado de oveja, paja y abono verde, ¡Ahora a preparar los bancales!


Deja un comentario

La Verdolaga

Verdolaga

Verdolaga

La semana pasada nuestro amigo Francesco nos hizo una revelación. Llevo viendo esta “mala hierba” desde que tengo uso de razón y nadie me había dicho que es comestible. La verdad es que siempre me ha parecido una planta de bonita apariencia. Tiene las hojas carnosas, su tallo es rojo y echa pequeñas flores amarillas. Además es una planta rastrera y va cubriendo el suelo. Sin embargo nuestro amigo nos dijo nada más verla “hombre, porcelana” Y es que al parecer su abuela en Italia la consumía.

Inmediatamente la probamos y unos días más tardes averigüé su nombre, Verdolaga. La verdad es que no fue nada difícil, ya que en la red hay mucha información respecto a sus usos y propiedades.

La forma más común de comerlas es el ensalada, pero al parecer con sus semillas desecadas se puede hacer harina y con los tallos encurtidos.

Es muy aconsejable para evitar infecciones urinarias, ya que tiene una acción depuradora. También puede utilizarse como colirio y haciendo un cataplasma se pude aplicar contra los dolores de vientre.

A partir de ahora la miraré con otros ojos. Gracias Francesco, siempre está bien aprender algo nuevo.