Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo


Deja un comentario

Caléndula en la huerta.

sam_3288

Este año la huerta aún nos tenía una sorpresa reservada. Estamos muy felices con las plantas de Caléndula Arvensis que han aparecido en algunos bancales. No recuerdo haberla visto antes por estos lares, o al menos nunca le había prestado atención. Es lo que tiene permitir que las hierbas adventicias te invadan la huerta, que siempre se sigue aprendiendo y descubriendo malas hierbas, que normalmente siempre están ahí y que no vemos.

Esta variedad silvestre de caléndula, es la más utilizada en cosmética y con fines medicinales, ya que sus flores y hojas contienen más propiedades que las variedades cultivadas.

Su virtud principal en uso interno es como emenagoga. Se usa en infusión hecha con la planta entera, un puñadito por taza de agua, de una a tres veces al día durante la semana anterior a la fecha prevista de la siguiente menstruación: es reguladora y disminuye la cantidad y el dolor.

En uso externo el aceite elaborado con las flores frescas a razón de 1000 gramos por litro de aceite,  dejado en maceración una quincena al sol y filtrado, es un excelente remedio para la regeneración epitelial y la cicatrización de heridas.

Es muy popular el ungüento de caléndula, con las mismas aplicaciones, hecho con una combinación de cera pura de abejas (6 g.), aceite de oliva virgen (75 g.) y 2 o 3 cucharadas de extracto de flores de caléndula frescas. 

Ahora que las tenemos localizadas, dejaremos que concluyan su ciclo y depositen semillas para otros años. A ver si mimándolas conseguimos que se queden!

sam_3294

Anuncios


2 comentarios

Un repaso a la huerta!

Con tanto lío, hacía ya tiempo que no os mostramos imágenes a pie de huerta. Hoy hemos decidido pasar el día de reyes en la huerta Piperrak, dándole un repaso a los bancales, invernadero y algunas plantas silvestres.

Qué lo disfrutéis!

Abono verde

 

SAM_2741

Diente de león

 

SAM_2756

Diente de león

 

SAM_2736

Ortigal

 

SAM_2747

Trébol

 

SAM_2748

Capuchina

 

SAM_2750

Bancal elevado con asociación de lombarda, acelga, ruibarbo, lechuga, escarola, rúcula y eneldo.

 

SAM_2771

Invernadero y criadero

 

SAM_2774

Aromáticas y medicinales

 

SAM_2776

Lechuga Batavia y Romana

 

SAM_2780

Lechuga Romana

 

SAM_2784

Rúcula

 

SAM_2789

Bancal asociado de acelgas, cebolla y alcachofa.

 

SAM_2793

Brócoli Morado

 

SAM_2794

Remolachas, ajos y rúcula.

 

SAM_2796

Brócoli morado en flor.

 

SAM_2717

 

 

 

 

 

 

Pon un bancal elevado en tu huerta

Deja un comentario

SAM_0448

Las ventajas de utilizar un bancal elevado en la huerta son muchas. Por un lado reciclas y reutilizas material desechado a bajo coste, ya que en la mayoría de los casos se trata de objetos que no utilizas, o que has encontrado en la basura.  Por otro lado, aprovechas mejor el espacio y lo haces más accesible. Cuanto más elevado sea éste, más fácil trabajarás y llegarás a las hortalizas que decidas plantar. Además, hay algunas plantas que se adaptan a la perfección a estas estructuras, como las zanahorias, remolachas y rabanitos, ya que prefieren tierras ligeras y poco apelmazadas. También puedes plantar lechugas, cebollas y cualquier hortaliza de hoja verde, como acelgas y espinacas.

Existen dos tipos básicos de bancal elevado: el integrado en tierra y el sobreelevado, que facilita el drenaje. Si la estructura es profunda, no es necesario que llenes todo el volumen con sustrato, puedes utilizar una tierra común para rellenar el fondo y cubrir la parte más superficial con tierra o sustrato de mejor calidad, y el abono orgánico que más te guste. Ya sabes que en la Huerta El Piperrak siempre nos decantamos por el humus de lombriz y el estiércol de caballo. Eso si, procura que la tierra del fondo no sea muy pesada o arcillosa. Es muy recomendable, en el caso de los sobreelevados, cubrir la base interior y en ocasiones los laterales, con algún tipo de tela que facilite el drenaje y mantenga la humedad. Hoy en día existe material textil al respecto a muy bajo coste.

SAM_0432

El bancal elevado también resulta muy útil cuando se trata de reproducir y sacar plantones de semillas. Las cebollas, por ejemplo, van de maravilla. Es muy recomendable para aquellas hortalizas que se pueden plantar directamente en tierra. Inténtalo y verás como los plantones crecen más vigorosos y saludables.

Tras realizar un progresivo aclarado de los brotes más saludables, estos estarán listos para ser trasplantados donde elijas y el trauma pos-trasplante será menor.

Esta técnica no soló resulta útil y eficaz si plantas en tierra, también se obtienen buenos resultados si practicas el cultivo urbano, ya que puedes adaptar el tamaño al espacio que tengas en en casa. En estos casos la modalidad más recomendable es el tipo sobreelevado, para evitar posibles excesos de humedad y de condensación. 

Gestión de plagas en orgánico

Deja un comentario

DSCN1952[1]

Recién plantada, la huerta de otoño es muy vulnerable al ataque de plagas y enfermedades. Especialmente las coles,  que sufren el acoso de la mariposa del gusano. Si no andamos rápidos, estas depositarán sus huevos y en unas semanas,no quedará ni rastro de las hojas de las jóvenes matas.

Menos mal, que contamos con un sin fin de estrategias,  para prevenir estos ataques de manera totalmente orgánica.

Aquí os dejo un manual que orienta bastante al respecto.

Manual-gestion-plagas